domingo, 23 septiembre 2018

Creación del Bombillo

E-mail

 

El evento supuestamente inspiró a Edison, a buscar la manera de hacer que un estambre encendiera o se prendiera por largo tiempo sin apagarse. Esto de encontrar la fórmula de una luz que nunca se apague, dio paso entonces a los experimentos a través de los cuales, el incansable inventor y su equipo de colaboradores llegaron hasta el bombillo que hoy todos usamos esos eventos de la vida marcan historia.


BombillosComo enseñanza, esta anécdota de Edison, sirve para confirmar que incluso los malos momentos de la vida, esos en donde las cosas no salen como uno quisiera, pueden servir para generar grandes ideas. Si aplica esta manera de pensar, seguramente a usted también un día se le prenderá un bombillo para grandes cosas.


En realidad los bombillos no se "prenden", se encienden. No obstante, es muy usual decir "préndelo". Se debe a una interpretación al pie de la letra del idioma castellano. Cuando los bombillos de Edison nacieron, hace ya muchos años, se usaban siempre colgados del techo; Es decir, estaban prendidos del techo. De allí, devino el término de "prendido" para identificar al bombillo cuando está "encendido" y uno quiera apagarlo.


Ahora, ya sabe que el bombillo puede estar "prendido" o colgado de alguna parte aunque, esté encendido o apagado. Dicho de otra manera; prendido es, en Latinoamérica, sinónimo de colgado y originalmente nada tenía que ver con encendido.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos